lunes, 30 de mayo de 2011

Know Your Enemy: Capítulo 2

Capítulo 2: When you lost all hope, and excuses.

Antes de irme a Sudáfrica, la noticia de que yo había rechazado la propuesta de matrimonio de Billie Joe Armstrong y que además lo había dejado, se expandió rápidamente por la prensa rosa y también a los fans de la banda, que me conocen y me han sacado la madre de la forma más cruel posible, no me afecta e incluso les respondí a través de un sitio web de fanáticos, en el cual estoy inscrita. Mi texto de respuesta decía lo siguiente: “Digan lo que quieran soy un caso perdido, dejé al único hombre que realmente he amado, solo con nuestra hija. Para pasar el resto de mi vida haciendo voluntariados y dando mi tiempo completo a los animales y la naturaleza. No me arrepiento y sé que volveré a ver a mis hijas para no extrañarlas tanto. En cuanto a Billie sólo espero que encuentre a alguien y que sea feliz. Sus insultos no me harán retroceder en mi decisión. Yo sigo amando a Billie Joe, pero no confío lo suficiente en que él tendrá la paciencia de esperarme. Espero que me entiendan y que sus insultos, no acaben pero que si bajen su calibre, por respeto a mis hijas que tienen internet y podrían encontrar esto, cosa que no quiero”.

Después de limpiar un poco mi nombre en la comunidad de fanáticos, agarré mis pilchas, fui al aeropuerto y junto a Martín emprendí mi viaje a Sudáfrica. Por segunda vez menciono a Martín, la primera fue hace poco, en el diario que dejé en el departamento de Billie, de seguro ya se dio cuenta y lo leyó, pobre.

En cierta parte me siento arrepentida de haber dejado a Billie, pero en cierta parte no. Me arrepiento por haberlo dejado con Karen y no me arrepiento por lo mismo, no estará solo, pero tendrá una mini yo creciendo y pareciéndose a mí.

En estos momentos estoy en el aeropuerto, maleta en una mano, y en la otra estrecho la mano de Martín, quién con una mirada cariñosa, me tranquiliza y alegra ya que a la entrada del aeropuerto me encontré con un par de fanáticos de Green Day. Lo más suave que me gritaron fue “Hija de puta”, el resto se lo pueden imaginar, cosa que me afectó un poco. Mis ojos comenzaron a soltar unas lágrimas locas, y mi mente empezó a confundirse de nuevo. Con la cabeza cabizbaja y con vergüenza, seguía caminando con Martín al lado. Ya en el avión, miro hacia afuera y empiezo a recordar uno de los momentos más lindos que pasé con Billie, algo que jamás escribí porque fue un momento muy íntimo y romántico.

“- ¿Billie? – Pregunté yo al sospechar que alguien estaba atrás mío.
- ¡Boo! – Grita fuerte Billie saliendo de su escondite.
- Muy gracioso. – Dije para luego besarlo. Acto seguido, se sienta a mi lado.
- Que lindo lugar.
- Si, se parece mucho a una plaza en la que jugaba en mi infancia.
- Pero, ¿Para qué me pediste que viniera para acá?
- Quiero que hagamos un pequeño pacto. – Billie me miró raro. – Quiero que prometamos cosas que nunca se nos olviden. Para que entiendas me gustaría empezar yo. – Billie me volvió a mirar raro, yo le tomé las dos manos, y lo miré con una cara serena. – Te prometo Billie Joe Armstrong, que pase lo que pase entre nosotros, este bebé que llevo adentro siempre será nuestra prioridad.
- ¿Por qué me estás haciendo esta promesa? Yo sé que estaremos juntos siempre.
- ¿Me lo prometes?
- Te lo prometo, no me puedo imaginar un mundo sin ti, sobre todo que ahora nos convertiremos en una familia. – Me dijo con un tono tranquilizador.
- Te amo.
- Yo también, y estoy seguro de que siempre lo haré.
- No sabes lo feliz que me haces al poder escuchar eso.
- Yo también estoy feliz de lo que tenemos, ojalá algún día podamos ser una familia ante la ley.
- ¿Acaso eso es una indirecta? – Pregunte confundida.
- Es una promesa, ¿A eso vinimos, no?
- Por supuesto, cuentas con mi “si” de antemano.
- ¿Lo prometes? – Me pregunta con una cara tierna.
- Te lo prometo.
- Que bueno saberlo. Bueno, vayamos a casa que se está helando un poco.
- Vamos.”

Estuve a punto de bajarme del avión y volver a los brazos de Billie, pero era demasiado tarde, el avión había despegado y mi nueva vida con otra persona, comenzaba. Adiós Estados Unidos de América, te extrañaré, pero 
volveré, lo prometo. Y esta vez si pienso cumplir.
_________________________________________
Perdón si otra vez es muy corto el cap, y de seguro serán todos así, pero la idea es escribir unos 20 y tantos caps de este volado, bueno, no pasa mucho, voy a tratar de desviar la historia a donde la quiero realmente llevar y juro que después vendrá la emoción por montones, por mientras, vamos lentooooooooooooo.

3 comentarios:

  1. PERO QUE AWWWWWW POBRE BILLIE TT__TT ya te pareces a la Amanda, que le gusta hacer sufrir al pobre T_T

    Quiero llorar T_T billie pobre aaeawaaaawawraeewarewsresagtdgasdjgue

    ResponderEliminar
  2. pobree.. billiee u_u estoy de acuerdo con Kerplunk.Girl xD
    billie me da penitaa T_T voy a llorarr.!

    ResponderEliminar
  3. CUMPLÍ MI OBJETIVO! (?) xDD Nah, mentira, no sé como que igual me da pena el hombre pero sin tristezas no tiene gracia una fic, trataré de no ser tan mala para la próxima xD.

    ResponderEliminar