jueves, 14 de abril de 2011

BASKET CASE: Capítulo 7

Capítulo 7: Where do we go from here?

Llegó el día de ir al colegio, escuela o como se diga, y mi entusiasmo se apoderó de mí, tanto tiempo sin tener amigos, me deprimía; y sabía que al ser “mayor” que los demás, iba a llamar la atención.

Iba caminando escuchando mi mp3, qué creen, si, Green Day, me reía en el camino por la ironía, de sólo escuchar la voz de Billie a través de una canción y no al lado mío diciéndome cosas lindas.

Llego ahí, entro, subo la escalera, camino por el pasillo, y al fin estaba mi salón; al entrar había un grupo muy particular de chicas, me quedé parada un rato, las miré bien, y me di cuenta y se notaba al instante que era un pequeño grupo de fanáticas de Green Day, era simplemente perfecto y a la vez no, pero algo así de ideal no podía haber encontrado en otra parte y decidí acercarme al grupo con el objetivo de hacer buenas amigas.

-         Hola. – Dije media tímida.
-         Hola. – Respondió una de ellas. – Me llamo Valentina. ¿Y tú como te llamas?
-         Tania. Soy nueva.
-         Ni que lo digas, se nota al tiro.
-         No la molestes Belu.
-         Pero si era broma no más. – Dijo para luego dirigirse hacia a mí. - Se me olvidó decirte que yo soy Belén, pero llámame Belu, no más; la que me retó era Valery; y la que todavía no dice nada es Sofía.
-         Hola Tania, feliz de conocerte, te ves simpática. – Dijo Sofía.
-         Lo soy, pero cuando me buscan me encuentran. – No sé porqué pero todas se mataron de risa con mi respuesta.
-         Todas somos así, no te preocupes. – Dijo Valery.
-         Pero si quieres entrar al grupo, hay sólo una condición... – Dijo Belu.
-         …tienes que amar con tu alma a Green Day. – Replicó Valentina.
-         Listo. – Dije para la sorpresa del grupo.
-         ¿En serio te gusta Green Day? – Preguntó curiosa Belén.
-         Si, incluso conocí a Billie Joe en persona y… - Antes de que se me saliera algo más, hice una pequeña pausa, (aunque si les contara no me creerían), saqué de mi billetera el autógrafo de broma que me firmó Billie cuando estuvimos juntos, y continué. - …me firmó un autógrafo.

Luego, me arrebataron el autógrafo de Billie de las manos, para que ellas se volvieran locas y lo analizaran; y todo esto pasaba mientras llegaban los demás compañeros, aparecía el primer profesor, y empezaba su clase.

Fue un día genial, en los recreos cantábamos en medio del patio y todos nos quedaban mirando, y conversamos muchísimo en clases, y siempre nos retaban. Mientras salíamos con las chicas después de clases, me di cuenta que todas vivían para otro lado, y me despedí:

-         Adiós chicas. – Dije. – Nos vemos mañana.
-         Espérate, espérate. – Dijo Valery deteniéndome. – Primero que nada, toma tu autógrafo, y perdón por secuestrártelo todo el día. – Replicó riendo.
-         No importa. – Dije mientras recibía de vuelta el autógrafo.
-         Ah, y otra cosa… - Dijo Valentina. –…Belu te tiene una sorpresa.
-         ¡¡¡VAMOS LAS 5 A ESTAR CON GREEN DAY EN SU PRÓXIMO RECITAL ÉSTE SÁBADO!!! – Dijo Belu gritando y sin aguantar la sorpresa.
-         Más claramente, Belu se ganó un “Meet & Greet” con Green Day y la promoción decía que podía llevar 4 amigas, y como nos faltaba alguien, llegaste justo en el momento preciso. – Decía Sofía al ver mi cara de no haber entendido.
-         ¡Qué genial! – Dije del puro entusiasmo, y a la vez nerviosa de lo que podía pasar. – Bueno, gracias Belu; bueno adiós entonces.
-         Adiós. – Dijeron casi todas al unísono mientras yo ya me había dado la vuelta hacia el otro lado.

Debe ser el lunes más loco que he tenido en la vida, pensaba mientras caminaba de vuelta a casa, conocí a mi grupo de amigas de ensueño, e iba a poder estar con la banda, por primera vez, siempre los quise conocer, como un premio para conocerlos, conversar con ellos, pedirles autógrafos y sacarme fotos con ellos. Eso hubiera sido casi perfecto, si no fuera por el simple hecho de que me iba a encontrar con Billie, justo cuando sigo enojada con él, pero a la vez lo sigo amando. Iba a ser el sábado, faltaba poquísimo, y no podría decepcionar a las únicas personas que me aceptaron en el curso, ya que traté de hablar con otras personas, y simplemente terminé siendo invisible para ellos.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Era otro día de ensayo normal con los chicos, y llega alguien de repente.

-         Buenos días. – Dijo el hombre que entraba aquí sin avisar. – Perdón por interrumpir su ensayo chicos, me llamo Joel Martínez, y soy el jefe de publicidad de Fun4U, empresa que auspicia sus shows de la gira.
-         Buenos días, señor Martínez. – Dijo Mike ahorrándonos el saludar a esta persona totalmente desconocida para nosotros. - ¿A qué vino?
-         No, sólo vengo a avisarles que como empresa organizamos un concurso “Meet & Greet” y ya tenemos una ganadora, la cual será acompañada con 4 personas que elija ella, para reunirse con ustedes un par de horas antes del recital, el sábado.
-         Perfecto. – Dijo Tré por mí. Sabe que no me gustan las distracciones antes de los shows. Lo hace sólo para fastidiarme.
-         Gracias por venir y avisarnos. – Dije para que se fuera. Esperé a que saliera y me descargué.
-         Mierda. Saben que no me gusta tener algo que me distraiga antes de los shows, necesito siempre concentración, y horas antes nos van a tirar a 5 fans gritonas.
-         Tómale el lado bueno. – Dijo Tré levantando y bajando las cejas. – Quizás te puedas conseguir una jovencita, ya que andas tan bajoneado a veces. – Bromeaba Tré sin parar. Mike sólo me miraba de reojo.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

La semana pasó rapidísimo, a pesar de entrar al colegio para salir de la rutina, ir a clases se había convertido rápidamente en una rutina también. Y el sábado apareció sin más y mi segundo recital de Green Day se acercaba, pero raramente las ganas de ir, se me iban agotando. Pero no tenía otra opción, no iba a dejar a las chicas.

Nos juntamos en la plaza de la calle paralela para ir todas juntas a hacer la fila, más para molestar por ahí mientras esperamos que nos busquen para el encuentro con la banda, que nada. Además ya teníamos los puestos más cercas para disfrutar el recital, era simplemente perfecto.

-         Al fin llegaste niñita. – Dijo Belu al verme llegar a la plaza, parece que hace rato ya que estaban ahí todas.
-         Perdón. – Me disculpé.
-         Parece que alguien tenía nervios de estar con Billie de nuevo. – Dijo cantando Valery.
-         Algo así.
-         Bueno basta de blablá. – Dijo Sofi.
-         Vamos. – Replicó Valentina.
-         Vamos. – Dije yo y empezamos a ir para el lugar.

Caminamos, como una hora y media, quedaba lejísimo. Pero al llegar al lugar todo el ánimo de la larga caminata cambió. Era un chiste de principio a fin, apenas llegamos a hacer la fila Belu empezó a hacer bromas y literalmente estábamos que nos meabamos de la risa; y Valentina, Sofi, Valery y yo, sólo nos reíamos y le acotábamos algunos chistes. También comenzábamos a cantar canciones de Green Day solas y después todo el mundo ahí nos acompañaban, éramos el alma de la previa del recital.

-         ¡Belén! ¿Hay alguna Belén por ahí? – Gritaba alguien que se notaba que era de Fun4U, porque estaba detrás de la reja llena de guardias.
-         Belu, ¡te están llamando! – Decían entusiasmadas, Valentina, Sofi y Valery al escuchar al tipo que gritaba. Yo prefería que todo pasara y ya.
-         ¡Soy yo! – Gritaba Belu, mientras nosotras la seguíamos cuando empezó a correr entre la gente y salirse de la fila.
-         Hola Belén, me llamo Joel, primero felicitaciones y segundo, necesito su identificación. – Decía el hombre mientras recibía el documento pedido. – Perfecto, eres tú la ganadora, ven sígueme con tus amigas por aquí.
-         Bueno. – Belu trataba de sonar lo más normal posible.

Caminamos por todo el lugar, era enorme y parecía eterno el camino a donde nos llevaron, era un lugar parecido a un living de una casa, era como una carpa elegante, blanca, súper privada y habían dos sillones, grandes y cómodos.

Nos sentamos ahí y esperamos, todas estaban nerviosas, se comían las uñas, movían los pies, nos tomábamos de las manos y decíamos juntas “mierda, mierda” cómo dicen los actores antes de salir a escena. Y luego de la nada, ahí estaban, primero entra Tré y mi corazón se aceleró, luego entra Mike y la frente me empezó a sudar, lo único que hacíamos era seguirlos con la mirada.

-         Hola chicas. – Dijo Mike con una sonrisa tranquilizadora, mientras tomaba haciendo junto a Tré y rompía el silencio.
-         Hola. – Dijimos nerviosamente a coro.
-         Un gusto son todas muy lindas. – Dijo Tré, obvio nos sonrojamos al instante.
-         ¿Y Billie? – Pregunta Valery.
-         ¡Ahí viene! – Interrumpió Sofi, antes de que les contestaran.

Y apareció él, hermoso como siempre, con su vestimenta lista para el show, llegó con la cabeza gacha no mirándonos mucho y luego divinamente, se sienta, levanta la mirada y se saca los lentes de sol que lucía, al instante me reconoció y le empezó a correr una delgada linea de sudor desde su frente a su mentón lentamente. Creo que mentalmente al mirarnos, nos dijimos que debíamos actuar lo más normal posible. Nos saludaron, con un beso en la mejilla, cosa que raramente nos hizo suspirar a Billie y a mí en el corto contacto, nos sacamos fotos, nos firmaron unos discos, conversamos, todo iba normal, hasta que me olvidé que les había dicho a las chicas que conocí a Billie antes que a los demás.

-         Tú conocías de antes a Tania, ¿verdad, Billie? – Soltó Belén con confianza.
-         Emmm… ahora que lo pienso, si me parece cara conocida. – Soltó Billie.
-         Creo que me firmaste un autógrafo en un recital que pasó hace un mes, más o menos. – Inventé rápidamente.
-         Muy probable, bueno, ustedes saben, que conozco fans todos los días, pero si recuerdo su cara. – Nunca quise en mi vida delatar a alguien como ahora, pero en realidad todo salió mejor de lo que creía y Billie recibió mi mensaje telepático de “invéntate algo”.

Luego entra alguien, era ese tal “Joel” y nos dice que todo ha llegado a su fin, que la banda tiene que hacer sus últimos arreglos antes del show, y que a pesar de faltar 2  horas para el recital, esa hora con la banda se había terminado y que nos iba a dirigir al lugar privilegiado que nos tocó para presenciar el show, primera fila.

Si me pongo a escribir todo lo que sentí al volver a ver a Billie tan cerca de mí, saldría mucho y no quiero gastar tantas hojas de mi diario. Billie fue un excelente actor ahora que lo pienso.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Eso fue fuerte, volver a ver a Tania cerca de mí, me hizo temblar por dentro y actuar lo más normal posible, cosa que fue muy difícil de controlar, pero por suerte todo salió bien, y parece que sin querer nos pusimos de acuerdo mentalmente para disimular todo y no contar nada. Se nota que está feliz con sus nuevas amigas y estoy seguro de una cosa: olvidó lo nuestro y siguió adelante. Mientras íbamos caminando hacia el camarín a arreglar las últimas cosas antes del show Mike me para, para conversar un momento.

-         No lo puedo creer Billie. – Dijo Mike de la nada. – Es una niñita.
-         A ver, a ver, a ver, anda al grano. – Repliqué al comentario de Mike.
-         Esa Tania; mira Billie, cualquiera se traga tus cosas menos yo, no te vengo a exigir explicaciones sólo quiero que me respondas una simple pregunta.
-         Te escucho.
-         ¿Esa Tania es la “nenita” con la que salías?
-         Bueno… mmm… si. – Respondí en tono bajo.
-         Por Dios Billie, menos mal que terminaste con ella, porque no sé, deben tener unos 20 años de diferencia.
-         22. – Corregí.
-         Te enamoraste, ¿verdad?
-         Si, la amo… y realmente quiero estar con ella, pero quise dejarla vivir su juventud tranquila.
-         Guau, o sea, es en serio, estás igual de enamorado de cuando estabas en aquellos tiempos de Addie.
-         Pero las dos ya me olvidaron; una volvió a la normalidad, se consiguió un adorable grupo de amigas en una escuela; y la otra me pidió el divorcio para estar con otro hombre.
-         Ya llegará la indicada, recuerda que para llegar al éxito hay que fallar muchas veces.
-         Si tienes razón Mike, bueno, vamos al camarín. – Dije al darme cuenta que ya no había nada más que hablar.
-         Vamos. – Asintió Mike.

No hay comentarios:

Publicar un comentario