martes, 26 de abril de 2011

BASKET CASE: Capítulo 15

Capítulo 15: My future’s looking good.

Lo de Diego fue un incidente que sabía que no se volvería a repetir. Lo que más me importaba ahora era empezar a ir a la Universidad y por suerte Berta quedó desocupada y la “contraté” como niñera para cuidar a la Karen, en realidad no es un trabajo, pero le pago por agradecimiento.

En mi primer día de clases, literalmente me hicieron pebre, me rompieron la ropa, me echaron pintura en el pelo y me cortaron un par de mechas, fue entretenido, pero después nos metieron a una piscina que tenía de todo y el olor después era insoportable. Al final fue una experiencia divertidísima que todos recordaremos por mucho tiempo.

**

Han pasado un par de años, Karencita tiene 2 años, ya habla, ya camina y es un amor, muy tierna. Y Perla sigue como una niña normal, tiene 9 años, y la pre-pubertad le está llegando, pero su actitud en general, no ha cambiado. Y Billie después de pasar un buen tiempo en gira, viniendo de vez en cuando, vuelve definitivamente al departamento. Y yo terminé mi primer año de carrera, sin echarme ningún ramo.

Gracias a lo bien que me ha ido estudiando “Medicina Veterinaria”, postulé para una experiencia en un zoológico de África llamado “Animal Care Zoo”, para ir un mes para allá y tener una pequeña práctica, pero también una experiencia de vida súper bonita. Lo único que estoy esperando en este momento es poder ganar esta pasantía.

Un día martes, tomando once con Billie, empezamos a conversar de todo, en general, ponernos al día.

-          Y cuéntame, te aburriste mucho o qué. – Decía Billie masticando.
-          De que me aburrí, me aburrí, pero esta Karencita da tanto trabajo, que me dediqué más que nada a criarla.
-          ¿Y le has puesto a la banda?
-          Siempre, le mostré fotos tuyas, y le dije “Éste es tu papá” y sonreía, y también su calmante sigue siendo la música de la banda.
-          A propósito, ¿Dónde está?
-          En su pieza jugando, ¡¡¡Karencita, ven!!! – Grité. La niña vino de inmediato.
-          Ven, siéntese con papá. – Le invitaba Billie. Y la niña se sentó en sus piernas.

Podía percibir cómo se sentía Billie al tener una hija, de todos modos era su primera hija, y a pesar de pasar casi un año sin ella, y sólo verla de repente después de meses de su nacimiento, la conexión entre ellos, es fascinante, se llevan naturalmente bien, y verlos juguetear era un cuadro conmovedor. Pasaba lo mismo con Perla, pero era notablemente distinto, por algo Perla se acomodó tan bien con Diego y prácticamente olvidó a Billie.

Rato después de conversar un buen rato los tres, de muchas cosas, lo de Juliet y lo del pequeño cambio de actitud de Perla, salió el tema de la postulación mía a África.

-          ¿África? – Dijo Billie extrañado.
-          Si, es como una pasantía de un mes, más como experiencia que como práctica. Y no necesariamente tienen que estudiar lo que yo, mucha gente postula para tener una experiencia de vida.
-          Pero podría haber sido un poco más cerca, ¿No crees? – Reclamó.
-          Podría ser, ¿Pero que mejor lugar para un veterinario que el mismísimo África? Además es sólo un mes.
-          Pero ya hemos estado tanto tiempo separados.
-          Sólo un mes. Además todavía no me dicen si voy o no. – Con eso pensé tranquilizar un poco a Billie.
-          Está bien.

Esa misma noche decidí con Billie pasar un rato a solas, necesitábamos tenernos y disfrutarnos el uno al otro. Simplemente sentados en el sofá, yo con mi cabeza apoyada en su hombro y él con su mano en mi espalda, acariciándome suavemente. Momentos como éste quisiera vivirlos toda la vida, y recordarlos toda la vida también. Suspiros nos llevaban a mirarnos y a reírnos de forma media nerviosa y tímida de mi parte. Luego nos estrechamos en un cálido beso, el cual nos llevó de la sala, a la pieza, a finalmente intimar. Disimuladamente obvio, pensando en no despertar a la niña.

**

Llegaba el plazo para que nos dieran la respuesta de la postulación a la pasantía, y me llegó el mail, ¡VOY A IR! Aunque a Billie no le pareció nunca una buena idea; vacunada, con todas mis cosas, partí a Sudáfrica a esta gran experiencia. La despedida fue muy triste con Karencita. Creyó que me iba para siempre e hizo el tremendo escándalo.

-          ¡Mamitaaaaa! – Decía entre llorando y gritando. Se le soltó a Billie y corrió hacia a mí, cuando ya me iba yendo.
-          Mi niña, shhh… shhh… - Le decía yo cuando la levanté en brazo y le secaba las lágrimas. - ¿Qué pasa?
-          No te vaya pa siempre. – Decía desconsolada.
-          Si no me voy para siempre cosita, sólo voy a un lugar lejos, pero por poco tiempo. – Explicándole de la forma más simple posible.
-          Te voy a echar de menos mami.
-          Yo también mi amor, ahora vaya donde el papá y no se suelte otra vez. – Ya su carita estaba más tranquila, luego le di un beso y la bajé.
-          Ya, chao mami. – Decía con su manita despidiéndose.
-          Chao. – Me despedí finalmente.

Luego se fue corriendo hacia Billie y le tomó la mano. Muy obediente. Desde lejos Billie me tiró un beso, y yo se lo respondí, fue ahí donde me di media vuelta y comencé a caminar hacia el avión.

**

Fue un viaje eterno, pero llegué al fin. Luego fui a una residencia, donde se supone me quedaría este mes. Me iban a dar 2 días para adaptarme y después nos iban a poner a trabajar. A pesar de todas las posibles incomodidades, disfrutaba de todo y el lugar era de película.

Al día siguiente nos hicieron un tour por los alrededores, y al otro día un tour para conocer nuestro lugar de trabajo. Se pasaba muy bien, pero después de un pequeño descanso, tenía que ponerme a trabajar. Y me tocó lo pensado, sacar las “heces” de los animales, barrer y regar. Pero muchos días me tocó lo que yo realmente quería, tener la oportunidad de estar con los animales, darles mamadera a los tigres cachorros, cepillar el pelo de los caballos y hasta alimentar jirafas y elefantes bebés.

Por primera vez en mi vida sentí que servía para algo y también descubrí para lo que había nacido y cuál era mi vocación en la vida. Ahora puedo entender a Billie, su pasión por la música y porque no la ha abandonado a pesar de los años. Creo que ser veterinaria me viene como anillo al dedo y no había nada más perfecto que este trabajo.

También he conocido gente hermosa de todas partes del mundo y me he hecho grandes amigos. Creo que es la mejor experiencia de mi vida, es fascinante, es motivador y me dan todas las ganas de terminar mi carrera de todas maneras.

^^^^^^^^

No sé cómo lo hizo Tania, pero realmente su ausencia, me afecta. No sé como me aguantó de gira; y yo quejándome por un mísero mes. Lo único que hacía en el día, era pasarlo con Karen y con mi guitarra.

Todo se volvió una rutina irritante. Así que un día decidí salir a la calle. Con mi niña a pasear. Pésima idea. Cada 5 minutos pasaba alguien que me reconocía a pedirme un autógrafo o una foto, todo mientras unos descarados paparazis, se metieron entre los fans para sacar fotos. Además al final de mi camino me encontré con Addie y con los niños. Fue realmente incómodo, como todo lo que había pasado en el transcurso de esta caminata, luego Addie se apresura a terminar con el incómodo silencio.

-          Hola. – Saludó cariñosamente.
-          Hola. – Replicó Joey.
-          Hola. – Y luego Jake.
-          Hola a todos. – Respondí finalmente yo.
-          ¿Qué hay de tu vida? – Preguntó ella, haciendo énfasis con la mirada a Karen.
-          Nada, sólo descansando después de una gira, dando un pequeño paseo, saliendo de la rutina.
-          ¿Y la pequeña es…? – Preguntó más específicamente.
-          Karen… - Dudé un momento antes de continuar. –…mi hija. – La expresión de sorpresa de todos, anundaba sus caras, sobre todo la de los niños.
-          Papi, ¿quiénes son ellos? – Dijo curiosa Karen.
-          Bueno Karencita; ella es Addie, fue mi primera pareja; y ellos son mis hijos Joey y Jake, tus hermanos.

Después de la presentación, tratando de hacer entender a la pequeña lo que pasaba, todos la saludaron cordialmente, para luego seguir su camino. Hasta yo sabía que no era el momento ni el lugar, para darles a los niños una noticia como esa, era simplemente disfuncional y disturbador.

**

Ayer fue toda una aventura de emociones, ya que después de los fans, Addie y los niños, decidí que mi tiempo con Karencita debía aprovecharlo sólo en casa, ya que ella todavía no estaba preparada, para todo lo que causa mi presencia en público.

“Billie Joe Armstrong, padre.
Ayer en la tarde, el reconocido vocalista de la banda de punk rock, Green Day, apareció en público, con una pequeña niña que no debe pasar los dos años de edad, la que se rumorea, sería su hija, y que vendría de una relación que mantiene con una joven, con la que se le ha visto en innumerables veces y que se estima tendría unos 20 años menos que él. Esto ha causado mucho revuelo, tanto en el mundo de la música, como en la prensa rosa. También les acotamos que minutos después de que Armstrong se viera acosado por un montón de fans, éste fuera fotografiado con su ex-esposa Adrienne y sus hijos, en lo que imaginamos que habría sido un incómodo encuentro, sobre todo para los hijos del artista. Últimamente, luego de su ardua gira, Green Day sigue dando de que hablar, pero esta vez, como pocas, por la vida personal de uno de sus integrantes.”

“Malditos periodistas, ¿Cómo mierda sacan tanta información?”, pensaba después de haber encendido el computador, sólo para usar un rato Twitter, y encontrándome con este desagradable relato de todo lo que hice ayer, esos malditos enfermos, persiguiéndome como nunca. Estaba realmente molesto, sobre todo con lo de “una relación con una joven con la que se le ha visto innumerables veces”, ¿Cómo carajos me fueron a paparazear tanto? ¿De cuando le doy noticias a los tabloides, para que hablen de mi vida personal más que de mi música?

En estos momentos, primero no quisiera involucrar a Karencita, ya que este ambiente es muy sucio, como para que se meta en él aún siendo tan pequeña, y segundo quisiera estar con Tania, ya que ella siempre me da la paz que necesito, sobre todo cuando estoy tan molesto. Aunque creo que cuando vuelva, no se lo contaré, no la quiero preocupar, ya que de seguro llegará muy feliz.
____________________________________________

Perdón por la espera, pero es que este es el penúltimo cap de la primera parte, ya que despues se viene "Know Your Enemy", como ustedes mismas eligieron, espero que les guste y se viene el ultimo cap.

No hay comentarios:

Publicar un comentario