lunes, 18 de abril de 2011

BASKET CASE: Capítulo 14

Capítulo 14: My shallow heart is the only thing that’s beating.

Somos Karen y yo solamente en casa, yo de Vacaciones esperando que empiecen mis clases en la Universidad y viendo a Perlita los fines de semanas; no sé como Diego ha hecho que ella se adapte tan bien, o como logró que ella le empezara a caer bien Juliet, como que su actitud ha cambiado un poco, quizás también por el cambio de colegio; además Billie de gira. A pesar que tengo a Karen siento un vacío en mi corazón y me siento terriblemente sola, y no puedo ir a visitar a Berta ya que ella y Mario trabajan todo el día.

No sabía a quién visitar o qué hacer durante el día, pensaba y pensaba, las chicas todas se fueron a otro lugar a vivir, sólo quedaba Diego. ¿Por qué no?, me preguntaba, iba a tener tiempo de saber todo y sacarle hartas cosas, y por qué me hizo esto, y por qué Perla ha cambiado. Así que pesqué a mi Karencita, un día equis, y partimos para allá.

Lo primero que se me vino a la mente, fue que esa tremenda casa Diego no la pagó y de seguro fue un regalo de Mario. Era enorme, demasiado para no más de 5 personas. Tenía timbre con una melodía simpática. Abrió la puerta Diego, parece que estaba solo.

-          Parece que te calmaste.
-          Algo así, ¿me vas a dejar pasar o no?
-          Si, si, no te preocupes que te ayudo con el coche. – Dijo Diego para luego entrar a Karencita a la casa.
-          ¿Regalada o qué? – Pregunté.
-          Me la regaló mi papá.
-          Eso pensaba.
-          Linda.
-          Linda. – Afirmé. - ¿Y todo el mundo?
-          La nana no llega hasta en un rato más, Perla en el colegio y July estudiando.
-          ¿Todavía?
-          Si.
-          Bastante matea, y un poco pesada también. – Bromeé. A Diego no le pareció muy chistoso.
-          Si viniste a insultar a mi esposa, te puedes retirar.
-          No, no vine a eso. Sólo vine a conversar.
-          Qué bueno saber eso, por lo menos ya no me vienes a gritar.
-          No… mmm… me gustaría preguntarte algunas cosas.
-          Adelante.
-          ¿Por qué Perlita está tan cambiada? ¿Por qué me la quitaste?
-          Lo primero es fácil de responder, la niña abrió los ojos y ahora ve la realidad.
-          Imbécil… estaba bien en el colegio, no tenías para que mandarla con ese montón de niños cuicos y mimados.
-          Sólo quiero lo mejor para ella. Además cuida tu boca que yo no te he insultado.
-          No tienes razón para insultarme, yo no te hecho nada, ahora no te hagas el desentendido y respóndeme lo otro que te pregunté que es lo que más me interesa.
-          Eso… es algo más serio de lo que crees, además no te la quité. En resumen, sólo le di a July la hija que no puede tener.
-          ¿Cómo… es infértil? – Pregunté anonadada, y me sentí completamente avergonzada al recordar el escándalo que hice en el tribunal.
-          Lamentablemente, si. Y creíamos justo que yo pudiera aprovechar tiempo con Perla que no tuve antes cuando estuvo en la casa.
-          Ahora entiendo todo, estoy terriblemente avergonzada y te pido perdón a ti y a Juliet.
-          Pero hay otra cosa por qué lo hice… - Yo ya había escuchado lo que quería, pero el continuó. - …tengo celos de Armstrong.
-          ¿Celos de que Perla le diga papá o qué?
-          De eso y de ti… fue por la misma razón por la que no fuimos al baby shower, no quería verle la cara y por eso te entregué la denuncia en el matrimonio, para que se fueran luego; no lo odio tanto como July, pero no lo quiero cerca; y sobre todo ya ver que tienen una hija, y son una familia.
-          Espera, espera… tú no le puedes hacer esto a July.
-          ¿Hacer qué si yo no he hecho nada?
-          Sigues pensando en mí, igual es algo. – Lo reté.
-          Obvio que sigo pensando en ti, tú fuiste mi primer amor y yo fui el tuyo, eso nunca se olvida, siempre pienso que me darás una segunda oportunidad.

Luego, él se acercó cariñosamente hacía a mí y me besó, no lo rechacé porque lo que dijo fue tan bonito y tan verdad, que me adivinó el pensamiento, era algo muy prohibido, de un segundo a otro lo perdoné y hasta pensé en darle una segunda oportunidad. Me sentí pésimo, pensé en Billie y en July y en que no se lo merecen y terminé abruptamente el beso.

-          Esto está mal. No le puedo hacer esto a Billie, perdón. Y tú tampoco le puedes hacer esto a Juliet, tienes que quererla, amarla, pero si vas a estar con ella por lástima, mejor déjala ir, por eso quiero que esto sea sólo un incidente que nunca debió haber pasado. Piénsalo.
-          Bueno. Igual gracias por entender.
-          De nada, Juliet debe sufrir mucho por no tener hijos y no le voy a negar el ser madre. Adiós, nos vemos.
-          Nos vemos.

Y con esto me fui, Karen fue sólo una espectadora, de lo que literalmente fue caer en tentación, aunque esto me sirvió para darme cuenta, que a pesar de no olvidar a Diego, tengo un amor irrevocablemente incondicional por Billie. Fácilmente podría haber mandado todo a la cresta y haber vuelto con Diego, pero así no soy yo. Soy demasiado fiel.
_______________________________________________

Fiel, pero le cuesta, xDDD. No me odien por este cap, es corto y no pasa mucho, pero esto demuestra que la cabeza de nuestra protagonista no esta en su lugar. Bueno, perdón por la espera y prometo mejorar la redacción, ya que tengo prueba de eso y no puedo hacerlo mal, so... me voy y siganme extrañando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario